Abandonemos las frases hechas de los curriculum. Centraté en lo que realmente eres, y aportas a una compañía.

Con muchos procesos sobre mis espaldas y habiendo visto muchos curriculum, se repiten muchos formalismos, como por ejemplo estas dos competencias: “trabajo en equipo” y “comunicación”. Os pregunto:

¿realmente es lo que te diferencia? ¿eso es lo que puedes aportar? ¿o es algo que ya se entiende como competencias imprescindibles, que no pueden faltar en un curriculum?

Son palabras que abandonan lo que eres, convirtiéndose en un formalismo, más que en un reflejo de ti.

Te has parado a pensar ¿Cuáles es mi talento? ¿Qué puedo aportar? ¿Cómo lo incluyo en mi curriculum?

Es complicado conocernos, se necesita tiempo, pero es muy muy útil, para mostrar coherencia y autenticidad en el curriculum, y más aún en el momento de la entrevista, nada nos sorprenderá. Lo que surgirá del curriculum es lo que eres, y difícilmente te quedaras sin recursos para contestar con mil ejemplos reales, vividos…