Para tomar buenas decisiones que importante es conocer nuestro cerebro, y como funciona

Os propongo el reto de conocer un poco más, a través de algunos experimentos que nos acercan para saber cómo nos comportamos, en función de nuestras expectativas y lo que esperamos que suceda.

Hoy vamos hablar de las  Expectativas racionales/Creencias

El profesor Ariely con su equipo se plantearon un experimento en una cafetería de la universidad. Ofrecer cerveza gratuita a estudiantes que pasaban por las instalaciones, pero la cerveza contenía vinagre balsámico. A un grupo se lo ofrecieron y no informaron del contenido de vinagre balsámico, a otro grupo les informaron antes, y al último grupo les informaron después de que se la bebieran.

¿Ocurrió lo mismo en todos los casos?

No, no fue así. Los que fueron informados después y los que desconocían que contenía vinagre balsámico, la cerveza les gusto, solo en el segundo caso, cuando fueron informados antes, no les gusto la cerveza con vinagre balsámico.

Por tanto, si informas a alguien de que algo puede ser desagradable puede que lo viva así.   

¿Cómo lo podemos aplicar a empresa? Imaginaros un candidato que va a entrevistar un compañero. Antes de la entrevista yo ya le he traslado una expectativa, seguramente mi compañero de manera inconsciente se regirá y guiará por lo que le he transmitido. En ambos sentidos positivo y negativo. Esto posiblemente influirá en su comportamiento, si es positivo tal vez pase por alto ciertas cosas y no preste atención, y si es negativo indague con profundidad hasta llegar. En ambos casos la decisión que tomemos puede ser errónea.

Tus expectativas condicionan el mundo que te rodea, y por tanto como vives la vida.

Por tanto, cuidado con las expectativas que tenemos, que trasladamos y que nos trasladan.

Podéis aportar vuestra propia experiencia y poner ejemplos de vuestro día a día personal y profesional, y si queréis enviármelo a retate@retate.es y las publicaré de manera anónima.